Saltar al contenido

Mecánica para Dummies: La patilla del Cambio

Cuando hablamos de la patilla del cambio, necesariamente hemos de hablar a la vez del cambio trasero de nuestra bicicleta, ya que la patilla hace de “puente/ fusible”, entre el cuadro y el cambio. Así pues os insto a mirar antes o después de leer esta página, también la del cambio para entender bien la relación entre ambos.

De la patilla hay poco que saber, o por lo menos, bastante menos que el los otros elementos de la transmisión, pero a la vez, es uno de los más importantes y que menos “preocupa” a los ciclistas (craso error).

Cierto es que cada vez la gente se va concienciando más sobre tener que llevar un duplicado de nuestra patilla encima, en nuestras rutas, pero, sinceramente, ¿quién de vosotros, lectores, lleva una? Me apuesto un par de cervezas a que el 95% no la lleva, y de entre estos, la mitad no sabe ni de lo que estoy hablando.

Una de las averías más repetidas en cuanto a nuestra transmisión se trata, es la rotura o la doblez de nuestra patilla (especialmente en las bicis de montaña). Y en muchas ocasiones desconocemos que tenemos doblada la patilla, y lo que es peor, no sabemos porque no somos capaces de ajustar bien la transmisión de nuestra bicicleta, y en muchos casos la causa es la patilla. Si una patilla llega a doblarse más de la cuenta puede romperse, y de hecho así sucede más veces de lo que la gente cree.

Las patillas se puede intentar enderezar con una herramienta especial, pero el material ya se habrá “fatigado”. ¿Esto que quiere decir? Pues que al ser metálica, es como coger un alambre y comenzar a doblarlo, al final acaba por romperse por fatiga del material. Y el problema de esto, es que nos suceda en plena ruta, con el cambio colgando cogido por el cable y la cadena, pero incapacitando el uso de nuestros cambios. (Si sucede esto, lo mejor es dejar un single speed -lo explico más abajo-, y volver a casa, o usar el camino de San Fernando, un rato a pie y otro andando.) Si lleváramos una patilla de repuesto, pues la sustituimos y ya podemos continuar con la ruta. De hecho si hacemos rutas largas (varios días) es OBLIGADO llevarse una patilla mínimo, o si se nos revienta la patilla por el camino, nos tendremos que volver a casa, puesto que es bastante difícil que encontremos la patilla de nuestra bici por la zona, ya que existen multitud de patillas para cada marca y tendremos que encargarla. Resultado: nos quedamos sin ruta y “pa” casa.

Principales causas de una avería de patilla de cambio

Que una patilla se doble o se rompa, como hemos dicho, es más fácil de lo que pensamos. Las principales causas de que esto ocurra son estas:

  • Que la patilla se golpee con una piedra, raíz o algún objeto de la montaña. Esto, aunque parezca algo raro, sucede muchísimo, y es una de las principales causas de que se nos doble o incluso, se nos rompa, con un fuerte golpe, nuestra patilla de cambio. Obviamente no golpeara la patilla, sino el cambio, que hará que se doble la patilla “salvando” al cambio de algún desperfecto, y sacrificándose (y mejor que así sea que el cambio suele ser mucho más caro que una patilla).
  • Que dejemos apoyada la bici en el suelo sobre el lado del cambio. Esto es otra de las principales causas de que nuestra patilla se doble hacia dentro (casi siempre se doblan hacia dentro), ya que al apoyar la bicicleta al suelo sobre este lado, el cambio puede tocar el suelo y este dobla la patilla muy fácilmente.
  • Que se nos enganche algo en el cambio/cadena. En ocasiones (sobretodo en montaña), existen elementos que se enganchan en nuestra transmisión, produciendo un tirón y dañando la patilla. Decir que la mayoría de enganchones suelen acabar con la patilla, o muy doblada o rota directamente.
  • Que tengamos mal ajustados los limites de nuestro cambio. Esto suele ocurrir en menos ocasiones, pero a veces, debido a un mal ajuste, la cadena puede caer entre los radios y el cassette, o entre el cuadro y el cassette , parándonos la transmisión de golpe y produciendo una buena avería, ya que normalmente, un parón en seco de esta índole, no suele dejar solo doblada la patilla, sino que normalmente la romperá y también se suele doblar la jaula del cambio. Esto ya será una buena avería que nos puede dejar “tirados” en nuestra ruta.

Como enderezar una patilla de cambio

Para enderezar una patilla hace falta un par de herramientas, que suelen ser una llave allen de una multiherramientas por ejemplo, y una herramienta especial para este fin que os presentamos aquí:

Y una vez que tenemos estas herramientas aquí os muestro la manera de enderezar una patilla con esta herramienta. De todas formas, y una vez doblada con más razón, os sugiero que os hagáis si o si, con una patilla de recambio de vuestra bici, no sabéis los problemas que esto os puede liberar.

¿Como saber si nuestra patilla de cambio está doblada? Síntomas

Pues a la hora de saber si nuestra patilla esta doblada, existen varios “sintomas” que nos pueden indicar esto, aunque hasta que no desmontemos el cambio trasero y coloquemos la herramienta para eso, existen muchos casos que ofrecerán alguna duda, sobretodo cuando esta levemente doblada.

  • Mirando desde atrás: Lo mejor es poner el piñón más pequeño de nuestra bicicleta y colocarse justo detrás y comprobar que no está alineada, tal que así:
  • No cambia bien: Si los piñones más grandes de nuestra bicicleta no engranan bien, o saltan dos velocidades de golpe, o incluso la cadena cae entre los radios y el cassette, es un síntoma inequívoco de que tenemos la patilla doblada.

¿Qué hago si se rompe la patilla del cambio en ruta?

Pues como bien hemos dicho arriba, lo único que nos puede salvar de volver andando si no tenemos una patilla de recambio, es hacer un single speed en nuestra bici para salir del paso. Ahora bien, ¿como hago esto? Pues os lo comento lo que debéis hacer:

  • Se os ha roto la patilla y tenéis colgando todo el cambio con el cable de cambio y la cadena.
  • Lo primero que tenéis que hacer es coger el tronchacadena y soltar la cadena (si vuestra cadena tiene eslabón rápido la soltáis de aquí, aunque para hacer el single speed de emergencias es necesario un tronchacadenas).
  • Una vez suelta la cadena, cogeremos el cambio y soltaremos el cable del cambio de su prisionero del cambio. De esta forma tendremos el cambio suelto de todo en nuestra mano. Ya lo podemos guardar hasat que lo coloquemos en casa. Si no queremos soltar el cable, siempre podemos usar bridas (que es muy bueno llevar siempre y pesan nada), y atar el cambio al cuadro, de forma que no lo dañe ni nos moleste para pedalear.
  • Ahora cogeremos la cadena y pasaremos por las velocidades que vamos a dejar fijas (a nuestra elección), os sugiero que no sean ni muy duras ni muy blandas. Por ejemplo, vamos a poner la  cadena en el plato mediano (de tener 3), y en el piñón de 20-21 dientes. Una vez hayamos pasado la cadena, la juntamos abajo como cuando la medimos para cambiar una cadena (mirar la sección cadena si no sabemos). Una vez la juntamos abajo, en los eslabones que encajen (sin dejar ninguno más colgando) cortamos la cadena con el troncha en esa medida, teniendo mucho cuidado de no soltar del todo el bulón (pin). Una vez cortada, la unimos y colocamos el bulón de nuevo en la nueva medida (eslabón rápido de tenerlo).
  • Y listos, ya podemos volver a casa pedaleando con cuidado de que no se nos caiga la cadena de los dientes si nos ha quedado muy “colgandera”. Pero por lo menos podremos volver sin andar