Mecánica para Dummies: Potencia/Manillar

Muy buenas de nuevo familia y bienvenidos a mi página para aprender nociones básicas de mecánica para bicicleta. En este capítulo veremos las diferentes potencias y manillares que existen en el mercado.

Potencias para bicicletas




¿Qué es la potencia de una bicicleta? Pues es bien sencillo, la pieza que une la horquilla al manillar. ¿Y que función tiene? Pues su función es alejar o acercar la posición del manillar acorde a nuestro cuerpo, jugando también, con las inclinaciones de ser necesario.

Quizás así explicado no lo entendáis del todo, pero vamos a verlo con ejemplos gráficos:

Esto es una potencia. Realmente es una pieza más importante de lo que la gente se cree. Podemos llegar a cambiar nuestra posición en la bicicleta gracias a este elemento, incluso si «nos han vendido la talla que no nos corresponde», gracias a cambiar este elemento podemos mejorar nuestra posición en la bicicleta, pudiendo, en ocasiones, corregir la mala talla elegida.

Como vemos es una pieza más importante de lo que parece a simple vista.

Al ir a comprar una bicicleta, es fundamental asesorarse bien sobre la talla que nos corresponde (si queréis saber aproximadamente cual es vuestra talla en esta página lo podéis ver). Si elegimos nuestra talla la potencia vendrá acorde a lo que debemos llevar en la mayoría de casos, pero si tenemos los brazos más cortos o largos debemos corregir la posición del manillar (es decir la distancia a la que estamos del manillar), y esto se consigue cambiando la potencia por una medida más corta o más larga según sea nuestro caso.

Por norma general, esto se puede saber si nos molesta la espalda, brazos, hombros o similares. Lo que significa que no vamos bien colocados en la bici. Tener en cuenta que si nuestra bici esta bien configurada no debería dolernos nada a parte del culo un poco al principio, el resto se puede y debe corregir.

¿Como se mide una potencia para saber que medida tiene? Pues de centro a centro de los diámetros de agarre a manillar y horquilla. A veces lo pone marcado en la propia potencia, medida en milímetros y ángulo de inclinación. Os lo muestro gráficamente.

Pues una vez sabemos que potencia tenemos, podremos comprar una potencia más corta o más larga. Pensad que un cm puede variar más de lo que nos creemos en nuestra postura, así pues yo no sustituiría la potencia por una 4-5 cm más grande/pequeña sin motivo coherente. Lo mejor sería asesoraros bien de que deberíais llevar, o si queréis, por ensayo y error probando varias potencias. Lo óptimo es hacerse un estudio biomecánico para saber nuestras medidas encima de la bici, si bien puede resultar algo caro a priori, podemos descubrir que no lo será tanto cuando no nos duela nada encima de la bici.


El ángulo de inclinación de la potencia también es importante ya que no será lo mismo una potencia con 6-7º de inclinación que 17º o 24º, los objetivos serán bien distintos.

Después descubriremos que las potencias se pueden invertir siempre. Si nuestro potencia tiene angulación 0º es absurdo, aunque rara vez se usan estas potencias. Así pues si ponemos la potencia «mirando al cielo»/inclinación positiva, obtendremos una posición más cómoda y relajada encima de la bicicleta, ayudándonos en las bajadas. Sin embargo si la ponemos «mirando al suelo»/inclinación negativa, acercaremos en cuerpo al cuadro obteniendo una posición más racing, ayudándonos a subir y ganando aerodinámica, pero costará más bajar si no somos técnicos y en esta postura nos puede molestar más la espalda, cervicales y similares. Tu decides.

 

Tipos de potencias de bicicletas

Que debemos saber a la hora de cambiar una potencia, los tipos de potencia que existen en el mercado. Lo primero es saber si nuestra bici usa potencias «clásicas» o normales. Existe otro tipo que son las retráctiles o móviles, pudiendo elegir el ángulo a nuestro gusto simplemente ajustándola con una llave allen.

Las potencias clásicas están preparadas para bicicletas con horquillas rígidas que se enroscan a la pipeta de dirección. Así con esta potencia le podemos dar altura apretando el tornillo superior en la posición que deseemos. Este tipo de potencia suelen usarse en bicis antiguas o bicis de niños. Suelen ser de diámetro 1 pulgada en la parte de la pipeta de dirección, y 25,4 mm en la parte del manillar, así pues debemos elegir un manillar con diámetro 25,4 mm.




Las potencias más utilizadas son las normales que en la parte de de la horquilla suelen ser 1 1/8» y en su extremo de agarre al manillar mide 31,8 mm.

En cuanto a las longitudes de las potencias varían desde 30 mm hasta los 130 mm aproximadamente.

Como vemos la variedad es mucha, y las diferencias sobre la bici también se notan de unas potencias a otras. Ni que decir que para cualquier modalidad de ciclismo las potencias en su mayoría, no varían, es decir, la misma potencia se suele poner en una bici de carretera como en una MTB. Cierto es, que hay excepciones, como por ejemplo esto:

Potencia y manillar en una pieza

 

Manillares de la bicicleta

En cuanto a los manillares si que hay bastantes diferencias en cuanto a su funcionalidad, es decir, son muy diferentes manillares de paseo, carretera o mtb (por ejemplo).

Tipos de manillares

  • Manillar de Mtb: Estos manillares suelen ser planos, ligeramente elevados en los extremos o de doble altura (pero sin ser muy exagerada esta doble altura). Las longitudes han ido variando con el tiempo y la modalidad ejercida, pero tienden a ser cada vez más largos, pudiéndose cortar a nuestro gusto si lo vemos muy largo.
  • Manillar de carretera: En este tipo de manillar las diferencias son entre la anchura de los mismos, alcance y la caída. Obviamente también el material, pudiendo ser de aluminio o carbono, al igual que las potencias. Los hay también potencia y manillar juntos en una pieza como hemos visto más arriba.
  • Manillar de paseo: Este tipo de manillar se caracteriza por ser doble altura elevada, gira hacia el usuario ligeramente, o drásticamente, dando sobretodo, comodidad en su uso. Están pensados para establecer una posición cómoda. La doble altura en estos puede ser realmente importante. Suelen ser de 25,4 mm de diámetro, normalmente.




Dependiendo de la modalidad que hagamos en nuestro ciclismo usaremos más un tipo u otro de manillar, siendo complicado ponerse un manillar muy ancho si hacemos descenso, pues un «enganchón» con alguna ramo por excedernos de anchura nos puede provocar una caída complicada. Así mismo los manillares anchos nos aportarán mayor comodidad en el manejo de la bici, y repiraremos mejor ya que separamos los brazos y nuestros pulmones no estarán contraidos por nustros brazos, aumentando la capacidad pulmonar ligeramnete. Los manillares cortos nos producirán una bici más reactiva y nerviosa, seindo está más técnica.

Como vemos las variaciones en cuanto a material no se refieren sólo a temas estéticos, sino que atienden a temas funcionales, a veces, más de lo que se cree.

 

PÁGINA PRINCIPAL