'> Mecánica para Dummies: Las Cadenas

Mecánica para Dummies: Las Cadenas

Muy buenas de nuevo familia!!! Pues este es uno de los temas que más harán dudar a la gente, sobretodo con la eterna pregunta ¿Cuándo he de cambiar mi cadena? Continua leyendo pues resolveremos esta duda y más cosas de interés sobre la cadena de tu bicicleta.




Que es y que tipos de cadenas para bicicleta existen

Pues bien, la función de una cadena de bicicleta es transmitir el movimiento que hacemos con los pedales/bielas/platos a los piñones, que están anclados a la rueda trasera mediante el núcleo, y directamente; y harán girar la rueda. Como vemos, la cadena tiene una función muy importante, y actúa siempre en tensión mientras hacemos fuerza, por eso es muy importante que tengamos la cadena en buen estado, y evitemos usarla cuando se haya desgastado o podremos tener una avería mecánica más pronto que tarde. Lo óptimo es limpiarla, desengrasandola con un producto específico, y una vez seca, aplicar aceite o cera de manera correcta (más tarde os enseñaré como se hace bien).

Partes de una cadena de bici

Par entender bien los tipos de cadena que existen, hemos de hacer referencia a las partes que componen una cadena, de esta forma entenderemos mejor las difererncias.

  • Paso: Al paso de una cadena se le llama al hueco existente en la cadena donde encanjan los piñones, es decir la medida que va de bulón (también llamado pin) a bulón de cada «hueco». Normalmente, esta medida suele ser siempre de media pulgada (1/2»). Para que lo entendáis mejor aquí os presento un gráfico:
  • Ancho: La anchura de una cadena, como bien podemos intuir, es la distancia que va de un eslabón exterior al otro, o de uno interior al otro. El ancho de la cadena es, en lo que más nos hemos de fijar a la hora de comprar una cadena nueva. ¿Por qué? Sencillo, porque dependiendo de las velocidades que tenga nuestra bicicleta deberemos comprar una medida de anchura a otra. La parte buena es que ha dia de hoy ya no tenemos por qué ir midiendo las partes de la cadena para saber que debemos comprar, puesto que, simplemente contando el número de coronas que tenga nuestro cassette, ya nos será suficiente. Así pues, hoy dia con ir a una tienda y decir que quieres una cadena de 7 velocidades, o de 10, o de 1 velocidad, ya te valdrá para que la cadena que compres sea la correcta (siempre que no te hayas equivocado al contar las velocidades que tiene tu bici, claro). El hueco disponible entre los radios de la rueda y el cuadro, es limitado, así pues, es fácil adivinar, que cuantas más velocidades tenga nuestra bici, más delgada será la cadena.
  • Longitud: Un eslabón es la suma de un eslabón exterior y un eslabón interior (o lo que es lo mismo una pulgada, 1»). Las cadena suelen venir con más eslabones de los que suelen hacer falta (existen escepciones donde se han de sumar dos cadenas, o algunos eslabones a otra cadena, como puede ser un tándem). Así pues, como las cadenas vienen más largas de la cuenta, deberemos cortar la cadena a la medida que nos toque en nuestra transmisión. (Si cambiamos el plato más grande que tenemos, por otro mayor o menor, o lo mismo hacemos en el cassette, deberemos cambiar la cadena por una más grande o cortar eslabones respectivamente). ¿Y como sabemos la medida a la que debemos cortar la cadena nueva?…

 

¿A qué distancia cortamos la cadena de la bici?¿Y cómo lo hacemos?




A la hora de instalar una cadena nueva, lo primero que debemos saber, es como de larga la tenemos que dejar para que nuestra transmisión funcione bien. Aquí os contamos los 2 métodos más utilizados.

  • Pues el primer método es tan sencillo como medir la cadena vieja que acabamos de quitar y dejar la nueva con los mismos eslabones. Para ello lo mejor es colocar la vieja y la nueva una al lado de la otra (ya veréis como está de estirada -gastada-, la vieja), y así nos será más fácil que ir contando los eslabones en ambas cadenas. Si la cadena que pondremos nueva, tiene cierre rápido, deberemos contar un eslabón exterior menos, ya que este que nos faltará, lo ocupará el cierre rápido.
  • El otro método para cortar la cadena a la medida correcta es pasar la cadena por el plato y el piñon más grande que tenga nuestra transmisión, sin pasar por el cambio trasero (por el desviador, si tenemos, podemos o no pasar, no pasa nada). Una vez juntamos la cadena, en el punto donde alcance un eslabón exterior, con un eslabón interior, le daremos un eslabón completo (uno exterior y uno interior más), y ahí cortaremos. Si vemos que no termina de llegar al juntar la cadena entre eslabón exterior e interior, no escatimaremos y le daremos otro eslabón completo más. En el caso de transmisiones monoplato, tendremos que darle un eslabón completo más, es decir, dos eslabones exteriores y dos eslabones interiores, antes de marcar el corte.

Bien, una vez sabemos como medir los eslabones que necesitamos para nuestra transmisión, cortar la cadena es bien fácil con un tronchacadenas (herramienta muy útil de llevar con nostros en nuestras rutas, ya que existen versiones reducidas igual de prácticas).

Sabiendo que herramienta necesitamos lo único que queda es colocar la cadena en el punto de corte y extraer el bulón (pin) para liberar el resto de cadena que no necesitamos. En este video podéis ver lo que os comento.


Una vez cortada la cadena sólo nos quedará colocarla correctamente, atendiendo a pasarla por donde toca y observando que las letras queden hacia afuera en el caso de 10 y 11 velocidades, en cadenas shimano, por ejemplo; ya que són cadenas direccionales, es decir tienen un sentido de giro óptimo.

La colocación de un cierre rápido también es algo muy sencillo, sobretodo si nos ayudamos de una herramienta adecuada para este uso como la que os mostramos arriba. Sepamos también que existen diferentes medidas de eslabones rápidos al igual que los pines y cadenas, es decir, los más usados son de  8, 9, 10, 11 y 12. Y la forma de hacerlo es así:

Cortar cadena de velocidad única

A la hora de cortar una cadena para nuestra bici de velocidad única o single speed, es aún más sencillo, la medimos de modo que no sobre ningún eslabón, despues de pasarlo por nuestro plato y nuestro piñón, si acaso un pelín grande más que corta, y la terminamos de tensionar al apretar los tornillos del buje, como se muestra en el video de arriba.




Y… ¿cuándo cambio la cadena de mi bicicleta?

Pues esta es una de las preguntas más repetidas, y la que a su vez, tiene una respuesta más sencilla si usamos una herramienta muy económica y que nos puede ahorrar mucho dinero si cambiamos la cadena cuando toque sin haber gastado el resto de la transmisión.

Colocando esta herramienta en nuestra cadena sabremos fácilmente el desgaste que esta tiene, y si tenemos que cambiarla ya, o aún podemos usarla más kilómetros.

Si al colocar la herramienta sobre la cadena como muestra la imagen con el 0’75, nos entra hasta abajo como la figura 1, la cadena toca cambiarla, para no comenzar a lastimar los dientes de platos y piñones. Si la herramienta queda como en la figura 2, aún podemos seguir haciendo kilómetros tranquilamente con nuestra cadena. Hay otra formas menos fiables de averiguarlo como tirando de la cadena sobre el plato, y cosas varias, pero nada es más efectivo como esta sencilla herramienta.

¿Qué sucede si no cambio la cadena de mi bici cuando esta gastada?

Si seguimos usando la cadena aún gastada, y «pasamos» de cambiarla, por ignorancia, por despiste, o, porque creemos que podemos alargar más la vida útil de una cadena gastada, hemos de saber, que cuando nos toque cambiar la cadena, también nos tocara cambiar el cassette, y quizás las roldanas, o algún plato; es decir, nos saldrá mucho más cara la broma, por no querer cambiar la cadena cuando tocaba.

Y esto, ¿a qué es debido? Pues es sencillo, la cadena gastada deja «los pins» más sueltos y estos rozan más sobre los dientes de los piñones, y al friccionar metal con metal, estos se van gastando, con un efecto de «lima». Así pues si la cadena esta gastada, todo lo que toque de la transmisión lo irá deteriorando. Y como podemos imaginar, contra más tiempo gastada esté sin cambiarse, más estropeará todo.

A parte de estropear los demás componentes de la transmisión, la cadena en si tiene más fácil romperse ya que sus capas de material son más delgadas por desgaste, lo que puede provocar que nos deje tirados en nuestra ruta si no sabemos arreglar una avería así.


¿Y que pasa si cambio la cadena y dejo el resto de elementos desgastados? ¿O cambio la cadena sin saber si están desgastados o no el resto de elementos?

Pues es fácil descubrir si también tendremos que cambiar más elementos puesto que notaremos que la transmisión no va bien. Al colocar la cadena nueva sobre un piñon viejo o gastado, notaremos como nos hace un tirón hacía abajo la transmisión, cada «x» pedaladas, y sobretodo al hacer fuerza sobre los pedales. Esto pasará en el piñón que esté desgastado (no pasará en todos los piñones, sólo en los que más hayamos utilizado), lo que pasa que tendremos que cambiar el cassette completo para su arreglo.

Lo mismo nos pasará si es un plato lo que está gastado, pero en este caso notaremos un chupado de cadena (a diferencia de un tirón hacia abajo), puede parecer que es lo mismo que con un piñón desgastado, pero si nos llegamos a fijar no es exactamente lo mismo. Lo que si es lo mismo, es que, es inviable circular así, así tocará cambiar plato (aquí si podemos cambiar sólo el plato gastado, en lugar de todos).

Mantenimiento de la cadena de mi bicicleta

No os podéis imaginar como me traen a veces las cadenas…. tan malo es el exceso de aceite, como la carencia del mismo en la transmisión.

¿Qué mantenimiento le hacemos a  la cadena, y por ende, al sistema de la transmisión? Pues lo primero que debemos hacer es limpiar bien la transmisión, ya que es donde se acumula mayor porquería en nuestras salidas (y ya no os cuento si de bicis de montaña hablamos). Lo mejor es usar agua jabonosa con una esponja y secarlo luego. La otra opción que más usa la gente es ir a la pistola de las gasolineras (método menos bueno por la fuerza de la pistola sobre la bici). Y sea cuál sea el método, utilizar un desengrasante adecuado para la cadena, hay quién us KH7, Fairy y cosas similares, pero estos productos, buenos, no son, cada uno que haga lo que quiera con su bici. También podemos ayudarnos de herramientas efectivas como esta de de park tool, donde llenamos de desengrasante hasta la medida marcada y simplemente giramos la cadena dentro de la herramienta. Las cerdas de dentro nos limpiaran la cadena. Acordaros de limpiar los restos de desengrasnte de la cadena.

Una vez tengamos nuestra cadena bien limpia y seca (importante lo de seca), procederemos a engrasar la cadena, con aceite, cera o lo que más nos guste. Si somos un poco «especiales», sabed que los aceites de temporada (verano/invierno), son bastante efectivos si salimos con climas extremos. Personalmente, prefiero los aceites de «gota a gota», más que los de spray, ya que así evitamos, por volatilidad, que el aceite caíga por accidente en las pastillas de freno, contaminándolas y generando un ruido bastante molesto, sin contar, con que nos frenarán menos. Os muestro algunos ejemplos de aceites.

Forma correcta de aplicar el aceite




En este video tutorial os muestro como engrasar una cadena de forma correcta:

 

 

Averías más comunes de la cadena de una bicicleta

La cadena, como estamos contando todo este rato, es un elemento fundamental para el uso de la bici, si no hay cadena, no hay nada que hacer, toca andar. Por eso es bastante importante aprender a arreglar nuestra cadena, aunque sea para salir de un apuro y poder volver a casa sin tener que andar unos pocos kilómetros; o, porque no, para ayudar a terceras personas que no sepan arreglar esta avería.

Así pues, las averías más comunes de la cadena son:

  • Desgaste: Como hemos visto, el desgaste de una cadena es fundamental que lo prevengamos para no desgastar el sistema de la transmisión, evitando males mayores.
    • Arreglo: Sustitución de la cadena.
  • Rotura Cadena: Ya sea por desgaste, por mal uso de la transmisión (cruzando en exceso la cadena, cambiando cuiando estamos haciendo fuerza sobre los pedales….), por cualquier engachón con algo, o simplemente porque la cadena salió defectuosa…
    • Arreglo: Hablamos de rotura en ruta. Aquí tocará sacar cierre rápido, o cortar un eslabón, acortando la cadena un eslabón (uno exterior y uno interior, uno de ellos será el roto), o colocando de nuevo la cadena en su sitio.
  • Rotura Cambio Trasero: Aunque pueda parecer algo raro, sucede más a menudo de lo que la gente cree, ya sea por rotura del cambio en sí, o de la patilla del cambio. Lo cierto es que afecta a la cadena, o dicho de otra manera, la solución está en nuestra cadena, para no volver andando.
    • Arreglo: La solución pasa por cortar nuestra cadena de forma que dejemos una velocidad única. El plato a elegir (si tenemos más de un plato), será dependiendo del camino que tengamos que hacer, si es subidas o es llano. Una vez sepamos que plato usaremos pasamos la cadena por el y por un piñón a elegir (también con el criterio mencionado, dependiendo del camino que nos quede), y cortamos la cadena para que sólo vaya en esa velocidad. El resto de cadena lo guardamos para recolocarla cuando lleguemos a casa. Como recomendación elegir una velocidad fácil de usar, mejor ir con cadencia que no muy atrancado. El cambio lo podemos atar a la vaina con bridas (llevar bridas es algo muy muy práctico, pesan poco y dan mucho juego), o con alguna cuerda, para que no vaya golpeando la rueda y nos rompa más cosas si se mete entre los radios.




Qué llevar siempre en la bici sobre las cadenas

Lo único que nos queda por decir sobre las cadenas, és, que debemos llevar para poder salvarnos de alguna avería inesperada.

  • Multiherramientas con tronchacadenas, como el que os propuse arriba.
  • Eslabón rápido del número de velocidades de nuestra cadena.
  • Pin/bulón de reserva (en caso de no querer usar eslabón rápido).
  • Un puñado de bridas tamaño medio, esto ya no sólo para la cadena, sino para más de un imprevisto.

 

 

PÁGINA PRINCIPAL