'> Iniciarse en el deporte de la bicicleta (mi primera bicicleta)

Iniciarse en el deporte de la bicicleta (mi primera bicicleta)

Como escoger/elegir/comprar mi primera bicicleta

Lo primero que debemos hacer antes de comprar nuestra primera bici, es tener, en medida de lo posible, que uso le vamos a dar, ya que como hemos visto en el apartado anterior, el mercado esta muy especializado.

  • Si no tenemos mucha idea o simplemente es «para dar un paseo por ciudad o campo», lo más recomendable es ser práctico y escoger una mountain bike sencilla con rueda de taco normal, pues no vamos a notar diferencias si no sabemos y tendremos la posibilidad de ir por todas partes sin problemas. Si sabemos que no vamos a salir de la ciudad, pues una bici acorde de ciudad, o plegable. Como vemos es tener más o menos claro el uso, y luego, al siguiente paso.
  • Una vez tenemos más o menos claro lo que queremos, es hora de pensar en el dinero. Tenemos que hacer números y ver que franja abarcamos, es decir, tener claro, lo mínimo que podemos/queremos gastar, y lo máximo. Si luego aparece una oferta que supera por poco el máximo que pensamos inicialmente, ya lo valoraremos. Pero es bastante importante saber este rango, puesto que la variación de precios es tal que «por 50€ más siempre tendremos algo mejor», y de esta forma no se nos irá de madre el presupuesto.
  • Lo siguiente a saber antes de elegir, es saber la talla, nuestra talla es bastante importante ya que elegir una talla de bici muy grande o muy pequeña, nos puede dañar el cuerpo a medio-largo plazo, con dolores de rodilla, espalda, cuello, brazos, piernas… es decir, saber nuestra talla es muy importante. Para saberlo, normalmente se uso nuestra altura como base, aunque realmente también se tendría que contar con la medida de nuestra entrepierna al suelo (estando descalz@s), y la medida de nuestro antebrazo, pero normalmente, el ser humano esta bastante proporcionado y con nuestra altura suele bastar casi siempre a nivel usuario normal. Orientativamente os mostramos esta tabla:
  • Otro punto importante a la hora de elegir bicicleta nueva, o por primera vez; es comprarla nueva o de segunda mano. Este es un punto delicado, puesto que el mercado de segunda mano, es bueno y malo a la vez, y me explico. Hay muchas personas o negocios que son sinceros y no ocultan vicios o defectos de la bici a la hora de venderla de segunda mano, pero también, por desgracia, hay mucha gente que se aprovecha de gente buena y te venden una bici estropeada, rota o incluso robada. Así que, si queremos optar por comprar una bicicleta de segunda mano, lo primero a comprobar es el número de bastidor (número que esta en la parte baja del cuadro, que TODAS han de tener, ya que es su matrícula), si no tiene o «se lo han borrado», descartar esa bici al momento, ya que hay muchas posibilidades de que sea robada y os podéis meter en un buen lío. Si esta todo correcto, firmad un contrato de compra-venta por duplicado (una copia para cada uno, vendedor y comprador) y sabed que tenéis 6 meses de garantía de cualquier defecto (que no sea de uso obviamente), si encontráis algo raro en caso de comprarla en una casa de compra-venta. La garantía de la marca no os servirá ya, pues sólo la puede hacer servir el comprador inicial de la bicicleta. Comprando bicis de segunda mano os podéis ahorrar bastante dinero, pero puede saliros mal, aquí ya cada uno. Las bicicletas nuevas las estrenas tu, y a la hora empezar, normalmente salen más baratas en el primer año puesto que apenas tendremos que cambiar nada. Es tu elección.
  • Otro punto importante a saber antes de comprar nuestra primera bici, es, donde comprarla. Es cierto que hay bastantes comercios generalistas que venden bicis, el corte inglés, decathlon, hipercor, carrefour, imaginarium, chico,… y normalmente son más baratas que las bicis de tiendas especializadas. Pero como todo, en el precio esta la calidad de los componentes. Una bicicleta es como un «LEGO grande», esta compuesto de piezas que puedes cambiar mejorando la bici. Normalmente, estas casas suelen tener los componentes más sencillos y que por ende, suelen dar más fallos, que una bici «un poco más cara». Así pues, yo personalmente, prefiero una bici sencilla de una marca, que no estas de comercios generalistas (esto no quiere decir que se vayan a romper, os pueden dar un uso perfectamente).

La bicicleta como deporte

Mucha gente comienza en esto de las bicis simplemente como una manera de «bajar esos kilitos», «para ponerme en forma», «para mejorar mi salud», «para adelgazar», o «como operación bikini», pero lo que no saben es que el ciclismo engancha… y mucho. La mayoría de gente que comienza en el ciclismo, al poco a mejorado en muchos aspectos: circulación de la sangre, colesterol, musculatura, descansa mejor por las noches, respira mejor, pierde peso poco a poco, y lo más importante, es más feliz. Si al hacer deporte segregamos una sustancia llamada endorfinas, que nos produce placer, por eso es una especie de «droga natural». La bicicleta esta aconsejada por médicos y fisioterapeutas, ya que no es nada lesiva, ya que al estar sentados, las articulaciones no sufren el peso de nuestro cuerpo, liberando de dolores a los huesos. Si notamos que nos duele espalda, rodillas, cuello, o alguna articulación, casi con total seguridad hemos elegido mal la talla de nuestra bici o esta mal configurada para nosotros (lo que actualmente se llama bikefitting o estudio biomecánico). Los dolores que debemos notar, como mucho al iniciarnos en la bicicleta, son, los glúteos -el trasero- (os insto a compraros un buen culotte con una buena badana que os amortigüe), de piernas en forma de agujetas si hace tiempo que no hacemos ejercicio, y poco más.

Las mejores maneras de empezar son, o bien en casa  comprando bici de spinning, elíptica o estática; o en el gimnasio, usando estas mismas máquinas; o bien comprándonos bicis para el exterior (carretera, paseo, montaña…..) o también podemos adquirir un tándem (bicicleta para dos personas), e ir acompañad@ de alguien en nuestras salidas o rutas. Pero ya sea acompañad@s o en solitario, disfrutaremos cada vez más si vamos en progresión y cada vez que salgamos (asiduamente es lo recomendable, 1-2 veces mínimo a la semana), vamos haciendo más kilómetros, sin estrés, eso es importante. Puede que acabemos usándola para entrenar y mejorar nuestros músculos (principalmente el corazón), sólo por el placer de mejorar.

 

PÁGINA PRINCIPAL